Sala de Prensa

 

"El gran avance es dirigirnos a los subtipos de cáncer" 

 

 

 

El doctor Josep Tabernero se ha mostrado optimista por los importantes avances que se están consiguiendo en los tratamientos personalizados presentados recientemente en el congreso de oncología más importante a nivel mundial, celebrado en Chicago. Así lo ha explicado durante una entrevista en el programa 'Els Matins' de TV3, realizada el miércoles 4 de junio de 2014.

 

Leer noticia y ver entrevista
 

               

 
Estás en: Inicio Unidades de oncología Unidad de Sarcoma
There are no translations available.

Unidad de sarcoma 

 

La Unidad de Sarcoma del Instituto Oncológico Baselga (IOB) atiende a pacientes diagnosticados de tumores que afectan al tejido conectivo, que incluye los huesos y las llamadas partes blandas del organismo como los músculos, los cartílagos, la grasa o los tejidos de los vasos sanguíneos y el sistema nervioso. Los pacientes que acuden a la unidad pueden haber sido diagnosticados previamente en otro centro médico, o bien pueden ser personas que tienen sospechas de sufrir un sarcoma y requieren un primer diagnóstico. Asimismo, al igual que otras unidades del IOB, la Unidad de Sarcoma ofrece un servicio de segunda opinión a pacientes que son tratados por oncólogos de otros centros.

 

EQUIPO MULTIDISCIPLINAR


Los pacientes tratados en la Unidad de Sarcoma son atendidos por un equipo multidisciplinar formado por oncólogos, cirujanos, radioterapeutas, anatomopatólogos, especialistas en diagnóstico por la imagen y personal de enfermería especializado en cáncer. Este equipo mutidisciplinar facilita que los pacientes puedan realizar todas las pruebas y recibir todos los tratamientos que necesiten de manera coordinada en un mismo lugar y en el mínimo tiempo posible, sin necesidad de desplazarse y de gestionar por separado las visitas a distintos especialistas. La unidad está dirigida por el oncólogo Xavier García del Muro.

 

DETECCIÓN PRECOZ


Cuanto más precoz es la detección de un sarcoma más alta es la probabilidad de poderlo tratar con éxito y de que el tratamiento cause las mínimas secuelas posibles para la paciente.


La aparición de una masa de más de cinco centímetros de diámetro en las extremidades o en el tronco es el síntoma más característico que puede hacer sospechar de un sarcoma de tejidos blandos y, aunque no cause molestias, requiere una consulta a un especialista en este tipo de tumor. El hecho de que la mayoría de estas masas sean indoloras lleva erróneamente a un elevado porcentaje de pacientes a no prestarles importancia y a retrasar el diagnóstico.


En el caso de que una persona se detecte una masa de diámetro inferior a cinco centímetros, también requiere una consulta a un especialista si observa ha crecido en un plazo de pocos meses o bien si está localizada en una zona profunda, por ejemplo de una pierna. Esta recomendación se justifica porque es en zonas profundas donde se localizan la mayoría de sarcomas de tejidos blandos y donde es más difícil establecer con precisión su diámetro.


En los sarcomas óseos, menos frecuentes, el primer signo de alarma que requiere una consulta a un especialista suele ser un dolor óseo de origen desconocido.

 

DIAGNÓSTICO RÁPIDO
 

El diagnóstico se basa en una resonancia magnética para evaluar el tamaño, la forma y la localización del posible sarcoma y en una biopsia para obtener células que permitirán precisar el diagnóstico. El análisis de las células en el laboratorio de anatomía patológico indica el tipo de sarcoma de que se trata y, junto con el tamaño del tumor en el momento del diagnóstico, permite pronosticar si es un cáncer más o menos agresivo y decidir el tratamiento más adecuado. En algunos pacientes, las pruebas de diagnóstico se complementan con un TAC torácico para comprobar si el cáncer se ha extendido o no a los pulmones.
 

El circuito de diagnóstico rápido del IOB ha permitido reducir a un plazo inferior a una semana el tiempo medio entre la primera consulta de un paciente por una sospecha de sarcoma y el inicio del tratamiento.

 

TRATAMIENTO PERSONALIZADO
 

El tratamiento del sarcoma se basa en la extirpación quirúrgica del tumor. La cirugía debe extirpar el tumor en su totalidad, así como una delgada capa de células alrededor del tumor. Dado que este tipo de cirugía puede resultar mutilante, especialmente en sarcomas de gran tamaño, es fundamental esperar a tener los resultados de todas las pruebas diagnósticas antes de realizar la cirugía. De este modo se puede establecer con gran precisión qué células es necesario extirpar y cuáles se pueden preservar.
La cirugía se combina en ocasiones con un tratamiento de radioterapia de seis a ocho semanas de duración que permite reducir el tamaño del tumor y realizar una intervención quirúrgica menos agresiva.


En los casos en que el sarcoma ya se ha extendido a los pulmones en el momento del diagnóstico, se administra quimioterapia. También se administra un tratamiento de quimioterapia de cinco meses de duración en sarcomas que, pese a estar localizados, se consideran de alto riesgo para reducir el riesgo de que se extiendan a otros órganos.


Asimismo, el IOB es pionero en la introducción de análisis genéticos personalizados para identificar a los pacientes que pueden beneficiarse de las nuevas generaciones de fármacos que atacan de manera selectiva a unos tumores o a otros dependiendo de sus características moleculares.


Una vez terminado el tratamiento, y durante los dos primeros años, el seguimiento consiste en exploraciones físicas y análisis de sangre cada tres meses para verificar que el sarcoma no reaparezca, así como radiografías de tórax también cada tres meses para verificar que no se haya extendido a los pulmones, y una resonancia magnética anual de la zona afectada. A partir del tercer año, cuando el riesgo de recidiva ya es más bajo, los controles se espacian cada seis meses. Dado que excepcionalmente algunos casos de sarcoma reaparecen a largo plazo, las revisiones deben mantenerse durante diez años.
 

Last Updated on Monday, 08 September 2014 08:56
 

INSTITUTO ONCOLÓGICO BASELGA

Hospital Quirón Barcelona
Plaza Alfonso Comín, 5
08023 Barcelona
Tel.: 932 381 661 | Web